Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 15 de junio de 2012

Cuando el cine se mete en la biblioteca


Al igual que a la literatura, al cine le gusta colarse por los rincones, echar un vistazo y luego contarnos una historia. En ocasiones, el cine se convierte en un libro y  más frecuentemente, es el libro el que acaba vistiendo imágenes y voces en una sala de proyección en una suerte de bucle infinito que nos trae y nos lleva de un universo  a otro. Así ha sido desde que la invención de los hermanos Lumière vio la luz (o la oscuridad). Pero el cine también retrata lugares y la forma en la que se ven a los seres que los pueblan. 

Las bibliotecas, bibliotecari@s y los lectores impenitentes que acuden a ellas, no han sido una excepción, como relata Claudia Paz Yanes en un curioso artículo titulado “Bibliotecas de cine: una revisión de la imagen de las bibliotecas y los bibliotecarios en el séptimo arte (tópicos y estereotipos)” y sobre el que también habla la Biblioteca Nacional Española en su Blog y que es mi propuesta para este fin de semana: lectura y cine.

Aquí os dejo una lista con algunas de las películas que se mencionan en estos trabajos.

Nos seguimos leyendo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú qué opinas?