Se ha producido un error en este gadget.

martes, 21 de octubre de 2014

La reinvención de Marlowe



A estas alturas a nadie le sorprenderá que hable en este blog de una novela negra. En este caso se trata de  La suerte de los Irlandeses. Este es uno de esos casos en los que los lectores son los que realmente promocionan un libro y este por el efecto internet-oreja, se acaba conviertiendo en un auténtico best-seller (en el mejor sentido de la palabra)

Aviso, el relato deja sin aliento a cualquiera y es tremendamente adictivo, por lo que hay que escoger bien el momento de iniciar este viaje de vértigo si se quiere llegar al trabajo sin ojeras de a palmo.
En cuanto al argumento mejor os dejo el booktrailer en el que se describe muy brevemente de qué va y en el que ya se percibe la carrera de fondo a la que está destinado el lector.

A la otra parte del binomio, el autor, podéis verlo o escucharlo, a vuestro gusto, hablado con pasión y cierto orgullo de su criatura, en mi opinión completamente justificados.
Y aunque a Pat MacMillan como buen irlandés (o descendiente de ellos) le gusta el whisky, os recomiendo que  lo acompañeis de un Gimlet, la bebida preferida de un americano  Philip Marlowe, porque se palpa su presencia en cada rincón de esta novela.
Pat también tiene gustos muy específicos en lo que a música se refiere, pero no me puedo resistir a recomendaros lo obvio: Lennon.
 
 ¿Qué me queda para despertar vuestra curiosidad? ¡Ah sí! ¡Un ejemplo! Ahí va:

- Ahora te cuento, a ver si me puedes echar una mano. ¿Este café que lo ponéis, para reducir plantilla?
-No me hables, no me hables. Le llamamos dos pasos, son todos los que puedes dar antes de llegar al baño.
Nos seguimos leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú qué opinas?